El SOL , ¿ ÁNGEL O DEMONIO ?

Hola, hola! aquí estoy otra vez con un nuevo artículo. En este post, me gustaría compartir una experiencia sufrida el pasado verano para alertar y concienciaros de los peligros encubiertos de los rayos Solares .

De todos es sabido los numerosos  beneficios del Sol; éste, nos ayuda a vivir mejor. Como sabemos, la luz del astro rey es imprescindible para todos los seres vivos del planeta, aunque muchas veces no seamos realmente conscientes de ello. 

La mayoría de las veces, las personas solo tomamos Sol por motivos estéticos ya que nos gusta broncearnos. Sin embargo, el Sol tiene numerosos beneficios: fortalece los huesos y dientes,mejora el aspecto de la piel, fortalece el sistema inmunitario, equilibra el colesterol,disminuye la presión arterial ... pero...¡recuerda! debemos tener cuidado,ya que una exposición prolongada y sin protección,  puede provocar lesiones o serios padecimientos como cáncer de piel. 

Es aquí donde entro yo, je,je... 

Todo empezó a raíz de un picor en un punto concreto de mi espalda ( en la zona lumbar )  y con forma de granito... llevaba un tiempo con estas molestias pero lo achacaba a un molesto granito como consecuencia del calor , pasaron los meses, y este granito no desaparecía por el contrario aumentaba. Decidí ir al médico.

El diagnóstico: CARCINOMA BASOCELULAR. ¿ Os preguntaréis... es cáncer de piel ? SÍ , pero con alguna matización aunque no por ello menos preocupante.

Carcinoma basocelular, desapercibido pero puede ser mortal

El Carcinoma basocelular es el tumor más frecuente tanto en la piel como en otros órganos, mucho más que los tumores de próstata o de mama. Sin embargo, es poco conocido y puede pasar desapercibido con el riesgo de ser mortal. De cara al buen tiempo, protegerse del Sol y acudir al dermatólogo evita desarrollar este cáncer que empieza como una simple mancha.

El carcinoma que se origina en la capa basal de la piel se localiza en las zonas del cuerpo expuestas a la luz solar, en especial la cara, y suele aparecer a partir de los 50 ó 60 años. Frecuente en ancianos, aunque no fue mi caso... a veces también puede ser por genética y tener cierta predisposción a padecerlo.

A diferencia del melanoma, se desarrolla muy lentamente y raramente genera metástasis por lo que es muy fácil erradicarlo cuando se encuentra en fases iniciales. Pero no por eso hay que descuidarse, si no se controla puede llegar a ser mortal sobre todo si se infiltra por las mucosas y orificios nasales y auditivos hasta la cavidad intracraneal.

Una mancha sospechosa

Aparece una mancha en la cara, en el escote o en cualquier parte del cuerpo donde el sol nos ha quemado, es posible que de forma reiterada desde hace años. Ya se sabe, la piel tiene memoria. Una mancha que debe alertarnos y llevarnos a la consulta del dermatólogo.

Tres subtipos de carcinoma basocelular: 

Los carcinomas basocelulares pueden ser de diferentes aspectos:

  • Carcinoma nodular: Es el más frecuente y las lesiones son lisas y de textura perlada
  • Superficial: La más benigna, es una placa eritematosa
  • Esclerodermiforme: Es el carcinoma más agresivo, infiltratante, son placas blanquecinas
  • Ulcus rodens: tiende a ulcerarse
  • Pigmentado: Es necesario hacer un diagnóstico para diferenciarlo del melanoma
  • Tumor fibroepitelial de pingus: Rojizo, aparece sobre todo en el tronco.


Estas imágenes pertenecen al desarrollo de mi tratamiento en los diferentes carcinomas que me fueron diagnosticados; tres en total, espalda, coxis y mama izquierda.

La última imágen corresponde  al estado inicial antes de la aplicación de Imunocare , el resto de imagenes son fotografías a lo largo de las diferentes etapas que dura el tratamiento.

Existen diferentes tratamientos para eliminarlos:

  • Curitaje y electrocoagulación: Cuando se trata de lesiones de carcinoma basocelular de bajo riesgo como los tipos superficial o nodular. Raspar y cauterizar.
  • Crioterapia: Destruye localmente el tumor con nitrógeno líquido. Tumores sin complicaciones.
  • Terapia fotodinámica: Tratamiento emergente que aplica una sustancia fotosensibilizante y destruye las células de forma selectiva, pero no es eficaz para las formas más profundas.
  • Cirugía convencional: Permite el estudio histológico del tumor que confirma el diagnostico y consiste en la extirpación con márgenes del tumor.
  • Cirugía de Mohs: Cuando los tumores son recurrentes y en zonas de riesgo se practicar la cirugía de MOHS, controlada al microscopio extirpa el tumor por capas evitando el tejido sano. No es eficaz en tumores avanzados.

 En mi caso, me decidí por un tratemiento, relativamente novedoso que evita la cirujía. Consiste en aplicar una pomada ( Imunocare ) que es una quimioterapia localizada y que hace que sea nuestro propio cuerpo, el que destruya el tumor regenerando el tejido. El tratamiento tiene una duración de seis semanas en la que te va "quemando" y creando una úlcera bastante molesta y algo dolorosa. 

El resultado, una mancha oscura y molesta,  de unos 3-4 cm de diámetro en mi espalda y  un tanto antiestéica, otra de 1cm en mi pecho y otra de unos 2cm en mi cóxis.... además de una piel más sensible en todo el cuerpo como concescuencia de este tratamiento ( desde entonces sufro de "líquen plano" , si queréis ya os hablaré de esta enfermedad "rara" más adelante en otro post ) .

Quiero destacar ( y con esto termino ya... je,je...) que no soy una persona que se pase horas tomando el Sól o ser usuario de cabinas solares, además, por mi fototipo de piel, suelo coger colorcito pronto sin quemarme, por lo que cuando me dijerón que era ese " granito" que tanto picor me producía quedé muy sorprendida, y más aún, teniendo en cuenta que soy una persona jóven ( 34 años) y que dada mi profesión me cuido bastante la piel.

Con ello, vuelvo a instir en NO confiarnos, en PROTEGER nuestra PIEL TODOS LOS DÍAS con PROTECCIÓN SOLAR aunque el día esté nublado ,y ante cualquier anomalía, peca o lunar sospechoso acudir a un dermatólogo.


¡Hasta nuestra próxima cita!